Cómo saber si mi hijo tiene caspa o piojos

No hay nada más preocupante que cuando vemos a nuestro hijo rascándose la cabeza constantemente. Nos empezamos alarmar por la incertidumbre de saber si en el colegio se contagió de piojos. Sin embargo, es importante conocer que ese no es el único motivo por el cual un niño pueda rascarse constantemente la cabeza; ya que puede ser por otros motivos como falta de higiene, alguna reaccionar alérgica por algún producto que cause irritación al cuero cabelludo o podría ser caspa, esta última es una de las más frecuentes.   En sinmaspiojitos te enseñaremos a diferenciar cuando tu hijo tengas picazones molestas causadas por pediculosis o caspa, ya que suelen ser muy similares los síntomas de estas condiciones.

 

¿Sera caspa o piojo?

Es importante aprender a diferenciar cada una de ellas, ya que los síntomas son similares pero las consecuencias son muy diferentes. La caspa puede llegar aparecer por un exceso de seborrea, alguna reacción alérgica, entre otros. No es contagiosa como la pediculosis que se transmite a través del contacto de los cabellos humanos donde estos parásitos residen, siendo los niños los más vulnerables a ellos, porque es muy común que en los espacios escolares habiten estos seres contagiosos.

En cuanto a las características de ambas condiciones, suelen ser similares debido a la fuerte picazón que causa. Para diferenciarlas en sinmaspiojitos te mencionamos las siguientes formas que debes tener en cuenta a la hora de diagnosticar alguna de estas condiciones:

– La hembra cuando va a depositar un huevo en el pelo se abraza a él, y con ayuda de una sustancia que envuelve el pelo, lo solidifica y al entrar en contacto con el aire, se forma una capa de “cemento” que es insoluble en agua; es decir, que para poder retirarla necesitaremos sí o sí, la ayuda de medios mecánicos como peines o algunos de los tratamientos que en sinmaspiojitos ofrecemos para atacar la pediculosis. Para poder desprenderlas del cabello.

-La caspa, son pequeños restos de piel seca que se desprenden de nuestro cuero cabelludo. Ésta se separa con facilidad de nuestro pelo y tras el lavado del cabello desaparece. En cambio, los piojos no.

En ambas situaciones es importante tomar las medidas de atención correspondiente para cada uno de ellos, desde ir al dermatólogo para sanar la caspa o en caso de pediculosis asistir algunos de nuestros centro de sinmaspiojitos.