Pedir Cita

La humedad, la mejor amiga de los piojos

¿Quién no le teme a los piojos? Estos diminutos bichitos se han convertido en el dolor de cabeza de padres, niños y maestros, y luchar contra ellos puede ser una verdadera odisea. 

Lo que causa más asombro, es que parecen resistentes a todo, y la verdad es que son tan audaces que su ciclo de vida se ajusta muy bien a las condiciones del cuero cabelludo. 

¿Son aliados de la humedad?

Por si no lo sabes, además de la sangre para vivir, la humedad es una condición de lujo que favorece al máximo su crecimiento y propagación; es como sembrar una planta en un terreno con buen clima y humedad. En concreto, estos microscópicos chupasangre viven a sus anchas con condiciones de humedad que ronden los 70 u 80% y ante una temperatura de 28 a 32 ºC.

¡Y sí! Pueden detectar la humedad ideal y decidir si quedarse o marcharse en busca de otra cabecita. 

Por eso, en época de verano donde se incrementa la humedad por las altas temperaturas, la capacidad de crecimiento y de infestación de estos bichitos se triplica. Además, los niños son el blanco perfecto, pues las actividades al aire libre, el aumento del contacto social y el uso de gorros para cubrirse del sol y del calor, crean el caldo de cultivo perfecto para darle la bienvenida a los piojitos y repartirlos a toda la familia.

¿Cómo combatir la humedad que atrae a los piojos?

Tener el cabello reluciente de limpio no es garantía para alejarte de ellos, pues de igual forma se pueden hospedar en tu cuero cabelludo y el de tus peques sin medir edad, sexo, estrato económico o higiene. ¡Suena aterrador! ¿Cierto? Además, no tienes el poder para controlar las condiciones de humedad del medio ambiente. Por eso, toma en cuenta los siguientes tips para reducir al máximo los contagios.

  • Procura hacer una revisión periódica de las cabecitas de los peques, sobre todo en temporadas vacacionales más calurosas.
  • Conversa con tus hijos sobre lo que más le gusta a los piojos, así entenderán que deben evitar intercambiar prendas como toallas, gorros o peines.
  • Utiliza liendreras después del lavado de cabello.
  • Mantén limpia la ropa de cama y toallas.

Por último, no le des tregua a los piojos, pide una cita en el centro especializado Sin Más Piojitos para una revisión gratuita y prepárate para la batalla junto al equipo de expertos.

Comparte en tus redes

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Descubre otras entradas del blog